Omaha Poker

El juego del póker Omaha es una variante del mundialmente conocido Texas Holdem.

El Omaha es bastante similar a éste pero una de las principales diferencias es que el jugador recibe cuatro cartas en vez de dos, haciéndolo aún más complicado.

Las reglas del Omaha son muy sencillas por lo que cualquier jugador que esté dispuesto puede aprender a jugar. En la partida el croupier se encarga de repartir cuatro cartas a cada uno de los jugadores que están en la mesa, éstas cartas son propias y no puede verlas ningún otro jugador.

Sucesivamente durante la mano, el croupier colocará sobre la mesa de juego un total de cinco cartas boca arriba para que todos los jugadores puedan verlas y realizar sus jugadas utilizando éstas y las suyas propias. Para hacer esto, el jugador debe utilizar dos de sus cartas y combinarlas de la mejor forma posible con tres de las cartas comunes de la mesa.

El que consiga la mejor mano de póker gana evidentemente. Pero vamos a ir por pasos:

  • En primer lugar para jugar al Omaha, antes de que las cartas se repartan tienen que depositarse los blinds para crear el bote inicial y es importante saber que los jugadores irán apostando en el sentido de las agujas del reloj hasta que todos menos uno sean eliminados. Una vez finalizada las primeras apuestas el croupier reparte tres cartas boca arriba sobre la mesa de juego, se llama “el flop”.
  • Después viene la segunda ronda, y se reparte una cuarta carta “el turn”. Siguen con  la tercera ronda de apuestas, y una quinta y última carta “el river” se reparte para completar la partida con la ronda definitiva. Sí al final de la partida queda más de un jugador se hacen showdown, una especie de ronda final donde los jugadores enseñan sus cartas y el que tenga la mejor mano gana. Si por casualidad algunos jugadores coinciden en sus manos el bote se repartirá a partes iguales.
  • Hay tres tipos de apuesta en Omaha: con límite, pot limit y sin límite. En las apuestas con límite cada apuesta debe ser estructurada de un valor predeterminado, con un máximo de cuatro apuestas por jugador en cada ronda. Antes y durante el flop, todas las apuestas y las subidas deben ser iguales a la ciega grande (big blind). En el turn y el river, todas las apuestas deben doblar su valor.
  • En Omaha pot limit la apuesta mínima tiene que ser igual al big blind pero los jugadores pueden apostar lo que haya en el bote en cualquier momento. La apuesta de un jugador debe ser la misma o el doble como mínimo y apostar igual que el total del bote cómo máximo por lo que en teoría no tiene restricciones de subidas ya que el bote está acumulando dinero de apuestas constantemente.
  • El Omaha sin límite es igual a éste último con la diferencia de que los jugadores pueden apostar todas sus fichas en el momento que quieran, sin límite máximo de apuestas.

Además de póker Omaha hay otra variante llamada Omaha Hi/Lo dónde el bote se reparte entre las manos más alta y más baja dándole un toque de emoción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.